La familia Alejandría Delgado dejó la gris Lima para hacerse una sesión familiar en la tierra que los vio nacer.